Operación de Fimosis en Niños

operacion-fimosis-niños

La gran mayoría de urólogos recomienda que un niño no debe ser operado de fimosis hasta que haya cumplido 5 o 6 años. Si además, cumplida esta edad aún no se han producido síntomas, se puede esperar más tiempo para darle al problema la posibilidad de que se resuelva de forma natural.

¿Cuándo debe realizarse la operación de fimosis en niños?

En definitiva podemos decir que 8 años es la edad límite a la que se debería esperar para realizar la operación de fimosis en niños. Sin embargo en algunos casos la cirugía puede adelantarse si se presentan algunos de los siguientes síntomas:

  • El prepucio se muestra hinchado en el momento de orinar
  • Existe cierta dificultad e incluso imposibilidad en retraer el prepucio y descubrir el glande.
  • Es posible retraer el prepucio pero al hacerlo se forma un anillo que rodea al pene.
  • Si existen problemas de balanitis previos
  • Se producen infecciones de la orina con mucha frecuencia
  • Si se produce parafimosis, en este caso la operación debe ser realizada con carácter de urgencia.

También es conveniente tener en cuenta que realizar la operación de fimosis en niños al comienzo de la edad escolar es más beneficioso desde un punto de vista psicológico. Si se espera hasta llegar a la etapa de la adolescencia pueden surgir algunos problemas: el niño puede sentir que no es igual a los demás y también se incrementa la probabilidad de sufrir infecciones.

La operación de fimosis en niños

La operación de fimosis en niños es igual de sencilla que en los adultos y además, la probabilidad de riesgos asociados a la operación son muy bajos.

Se trata de una intervención muy sencilla para la cual se aplica anestesia general (a diferencia de los adultos en los que se emplea anestesia local) y no suele tener una duración superior a los 30 minutos. Si el niño ya ha cumplido los 8 años, se emplea anestesia local. Por esta razón esa es la edad a la que se recomienda esperar para evitar los riesgos que pueden derivarse de una anestesia general.

Actualmente también se dispone de cremas anestésicas que se aplican en la zona donde se va a inyectar la anestesia para reducir el dolor.

La operación de fimosis en niños suele realizarse en régimen ambulatorio y el niño puede volver a casa a las pocas horas de ser intervenido o como mucho con un único día de hospitalización. El proceso de recuperación debe ser revisado de forma minuciosa por el médico, ya que es necesario ser muy cuidadoso en cuanto a la higiene completa y tratar la zona con suavidad y delicadeza.

A la hora de realizar la operación, el médico utiliza dos pinzas  para elevar el prepucio por encima del glande y se realiza una extirpación del anillo de la piel estrechada. La sutura se realiza con hilos reabsorvibles que se eliminan por sí solos. En la actualidad no se suele realizar un corte circular para extirpar completamente el prepucio, sino que se realiza un corte longitudinal.

En algunas ocasiones, el médico especialista también corta el frenillo para evitar la tirantez de la piel y facilitar aún más la retracción del prepucio al liberar el glande.

Tipos de operaciones de fimosis en niños

Existen distintos procedimientos quirúrgicos que oscilan entre la eliminación completa del prepucio hasta intervenciones mucho más sencillas:

Frenuloplastia

Es muy frecuente que la fimosis sea provocada como consecuencia de tener un frenillo muy corto. La frenuloplastia consiste en realizar una incisión en el frenillo conservando el prepucio. Esta operación suele ser incluída en la cirugía de circuncisión aunque no es completamente necesario.

En ocasiones el único problema es tener un frenillo corto y por esa razón se recurre a esta intervención con independencia de la circuncisión.

Prepucioplastia

En este tipo de intervención se realiza modificación del prepucio pero sin eliminarlo. También recibe el nombre de Plastia de Prepucio y soluciona la fimosis en niños a la vez que se conserva el prepucio.

La operación de prepucioplastia se aconseja con frecuencia porque en muchas ocasiones la fimosis se produce como consecuencia de una banda de fibrosis situada en la zona final del prepucio, y es aquí donde se realiza esta intervención. El resultado estético de esta operación es el de un pene normal no circuncidado.

La intervención consiste en una incisión longitudinal sobre el prepucio y posteriormente se realiza una sutura de manera transversal. Para la operación se emplean unas tijeras finas y se realiza una incisión longitudinal cortando en el extremo del prepucio estrechado, en la cara dorsal. Esto debe estar en la línea media, justo enfrente del rafe ventral y se extiende lo suficiente para permitir que se produzca una retracción fácil y completa. Por último se realiza una sutura de las capas internas y externas de manera transversal.

Circuncisión

Consiste en la extirpación total o parcial del prepucio dejando el glande completamente al descubierto.

Leave a Reply

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies